Sindrome Antifosfolipido & Embarazo

16.9.04

Guía para las inyecciones subcutáneas de heparina

La heparina se puede administrar en forma subcutánea o segun lo establecido por el médico. A continuación, brindamos una guía de administración subcutánea:


Guía para las inyecciones subcutáneas de heparina

Insumos

  • Una jeringa de tuberculina de 1 cc. o una jeringa de insulina con una aguja calibre 27 ˆ30 (1/2‰ ˆ5/8‰ de longitud).
  • Toallitas impregnadas en alcohol o alcohol isoprópilo 70% (alcohol rectificado).
  • Pedacitos de algodón.
  • Banditas adhesivas (opcional).
  • Heparina de sodio (recomendamos una concentración de 20.000 unidades/ml.).

Observación: Hoy dia existen HBPM que vienen en jeringas pre-rellenas (clexane/fraxiparine/etc.) con la dosis exacta para cada aplicacion, consulte con su medico.


Técnica para preparar la inyección
  • Lávese las manos.
  • Reúna todos los insumos necesarios para la inyección y acomódelos en un lugar limpio.
  • Limpie la tapa del frasco de heparina con alcohol.(lo siguiente es por sino tiene jeringas previamente rellenas)
  • Quite el envoltorio de la aguja y retire lentamente el émbolo de la jeringa hasta llegar a la cantidad que necesita inyectarse. La jeringa está ahora solo llena de aire.
  • Inserte la aguja de la jeringa en el centro del tapón de goma del frasco con heparina.
  • Empuje en el émbolo de la jeringa e inyecte el aire en el vial de heparina. Esto ayuda a producir la succión de la heparina.
  • Al sostener el frasco de heparina y la jeringa inviértalos de tal manera que la jeringa quede debajo del frasco de heparina. Asegúrese de no quitar la jeringa del frasco.
  • Extraiga la cantidad de heparina que necesita inyectar.
  • Una vez que haya obtenido la cantidad exacta de heparina necesaria para la inyección, quite la jeringa del frasco de heparina.
  • Cubra la jeringa hasta que el momento de aplicar la inyección.


Administración de heparina subcutánea
  • Limpie el área con alcohol. No se frote la piel.
  • Quite el envoltorio de la aguja.
  • Escoga un pliegue de piel y tómelo delicadamente.
  • Sujete la jeringa como si fuese un dardo e inserte la aguja directamente en la piel a un ángulo de 45-90 grados solo en la capa grasa subcutánea.
  • Coloque la mano o el dedo en posición para ubicar el émbolo. No quite la aguja una vez que ha sido insertada y no retire el émbolo (esto evita daños de pequeños vasos sanguíneos que pueden producir hemorragias o magulladuras).
  • Empuje el émbolo lo mas lentamente posible.
  • Cuando toda la heparina se haya inyectado, quite la aguja lentamente en el mismo ángulo en que entró y al mismo tiempo, libere el pliegue de piel.
  • Utilice un pedacito de algodón ejerciendo un leve presión sobre el área por unos minutos. Si se frota la piel, las posibilibades de magulladuras o hemorragias pueden aumentar.
  • Utilice una bandita adhesiva, solo si es necesario. Al quitar la bandita, la piel se puede irritar y se puede producir una magulladura.
  • Quite la aguja de la jeringa y deseche los insumos en forma separada.






PUNTOS IMPORTANTES PARA RECORDAR

  • El mejor lugar para aplicar una inyección es el área abdominal. Las inyecciones se deben aplicar a 5 ó 6 centímetros del ombligo.




    Si usted se debe inyectar heparina en otro área, solo porque no hay lugar en el área abdominal, lo puede hacer en los muslos o nalgas.
  • Alterne los lugares de las inyecciones. Nunca se inyecte en el mismo lugar que lo ha hecho previamente o en un área magullada.
  • Es normal que aparezcan magulladuras en el lugar de la inyección (menos de un cuarto del tamaño). Si el volumen de la magulladura aumenta, debe utilizar hielo antes de limpiar el área para recibir la inyección y/o después de haberse aplicado la inyección.
  • Antes de cualquier tratamiento médico o quirúrgico, comuníquele a su doctor que usted recibe heparina.
  • Lleve una tarjeta de identificación en su billetera donde se indique que usted recibe heparina.

Comuníquese con su doctor, si alguno de los siguientes síntomas ocurren:
  • hemorragias nasales.
  • sangre en la orina o materia fecal.
  • hemorragías excesivas que duren más de 15 minutos y que no se controlen después de aplicar presión directa.
  • Magulladuras inusuales que no se encuentren en el sitio de la inyección.


Efectos colaterales posibles:
  • hemorragias
  • irritación local
  • enrojecimiento, dolores leves y picazón el en lugar de la inyección
  • Náusea y vómitos, escalofríos y fiebre (no muy común).


 
Recomienda esta página
miarroba.com